Origenes de la Teoría de la Gestalt.

“Gestalt” significa en alemán “configuración” o “forma” y surge en el contexto de la psicología de principios de siglo y constituye sin duda, un caso paradigmático de la respuesta organicista europea a la crisis que por entonces padecía la psicología, caracterizada por una escisión similar a la que actualmente se está fraguando en la psicología cognitiva.